Matrimonios/Marriage


¡Decidieron casarse!

¡Felicidades en su compromiso!

La Iglesia se regocija con ustedes y está agradecida por el don de su amoroso
compromiso mutuo. La Iglesia ofrece su apoyo amoroso, incluyendo los dones especiales del Espíritu Santo a través del
Sacramento del Matrimonio, para fortalecerlos a vivir la plenitud de sus vidas juntos en el amor conyugal.

La Arquidiócesis de St. Louis se une a usted para responder al llamado de Dios. Al participar en su programa de
preparación matrimonial, se enriquecerán para vivir el llamado de Dios al amor santo en el matrimonio y la vida familiar.
Esta preparación matrimonial, les proporcionará habilidades para la vida y formación en la fe,
para vivir su vida matrimonial al máximo por el resto de sus vidas. Pueden estar seguros de mis oraciones y que Dios
los bendiga con Su amor y abundantes dones.

 

Atentamente tuyo en Cristo,


Reverendísimo Mitchell T. Rozanski
Arzobispo de St. Louis.


¿Y ahora qué?
¿Qué necesitas para casarte?



 Lo más pronto posible, después de su compromiso, contacten a su sacerdote o diácono para que los asista con su preparación matrimonial.
 En la reunión inicial él determinará si son ambos libres de casarse en la iglesia, él te proveerá con la información para completar los pasos 2- 6 de este proceso; y les programará una cita para futuras reuniones.




 Completen el “inventario pre-nupcial,” un cuestionario que les ayudará a reconocer las fortalezas y debilidades de su relación, así como las áreas que requieren mayor discusión o atención.




 La Oficina del Ministerio Hispano ofrece un retiro de preparación matrimonial. El cual se lleva a cabo dos veces al año.
Este retiro incluye platicas en comunicación basada en la virtud, solución de conflictos y Planificación Familiar Natural.
 Sigue el link abajo para registrarte
 Algunas parroquias ofrecen un programa dentro de la parroquia con una pareja como mentores.


 Completar el curso de Planificación Familiar Natural-(PFN). Solo si no hacen el retiro.
PFN no es únicamente efectiva para planificar la familia, también es altamente efectiva para superar obstáculos que comprometan su habilidad para convertirse en padres.


 La iglesia invita a todos los católicos a prepararse espiritualmente antes de su matrimonio celebrando el sacramento de la reconciliación.
 Inclusive si tu Fe no es católica, te beneficiarás de contar con una dirección espiritual.
 La práctica regular del sacramento de reconciliación mantiene matrimonios saludables y fuertes.


 El sacerdote o diácono les proveerá un folleto para ayudarles con la planeación de su ceremonia religiosa.